Posted on Feb 24, 2016 in Ensayos, Estudiantes Pregraduados |


por Anjelica Oswald

Introducción
“América la Bella”, proclamó un anuncio de Coca-Cola durante el Super Bowl de 2014. El anuncio incluyó una variedad de gente cantando “America the Beautiful”1 en siete idiomas diferentes. Estos idiomas se extendieron del español al alemán al árabe y mostraron la diversidad de culturas presentes en nuestro país. Pero una avalancha de mensajes viciosos fueron enviados a Coca-Cola y las culturas que se muestran en el video. “Esto es América, habla americano.” (Y eso ni siquiera es una declaración correcta). “Coca-Cola apoya al terrorismo.” Glenn Beck llegó a decir que el anuncio dividió a nuestro país y que “multiculturalismo no funciona, tienes que asimilarte”2 (Sacks). Estos mensajes se alinean hablando un idioma diferente al terrorismo. ¿Qué significa ser un americano entonces? ¿Por qué hay un problema cuando los americanos hablan otro idioma en un país que no tiene un idioma oficial? Este anuncio provocó una discusión acerca de lo que significa ser un americano, y todo porque el Inglés no era la única lengua cantada sobre América. Esto nos lleva a una discusión sobre lo que define una identidad nacional. ¿Cuáles son los requisitos para ser considerado un estadounidense?

Nacionalismo
Algunas personas consideran que el país es una mezcla de culturas, pero también se divide por la raza y las culturas “foráneas”. El tema de la identidad nacional se ha debatido por siglos. Es una parte de la vida diaria. El nacionalismo se define como la lealtad y la devoción a una nación, y de acuerdo con el Diccionario Merriam-Webster, está a menudo vinculada con la creencia de que un país es mejor o más importante que otro. Algunas personas se refieren al patriotismo, mientras que otros se refieren al nacionalismo. Peter Rutland, profesor de estudios gubernamentales en la Universidad de Wesleyan en Middletown, Connecticut, dijo que el nacionalismo puede tener connotaciones negativas en los estados. Algunas personas se refieren al patriotismo en su lugar, sin embargo, “pero para ello en aras de la discusión, los términos “nacionalismo” y “patriotismo” son más o menos intercambiables” 3 (Weeks). Estas pasiones están en su punto más alto durante los eventos políticos y festivos, pero a veces incluso un pequeño anuncio puede desencadenar una respuesta nacionalista.

En el pasado, el nacionalismo también ha contribuido a las revoluciones y los nuevos movimientos políticos. Ángel Rama en “La Ciudad Revolucionada”, dijo que en Latinoamérica, con un integración solida y mejor enmarcada ideológicamente, “sino también el ingreso de los sectores sociales emergentes, los grupos medios que comienzan entonces su gesta política. A ellos puede atribuirse el tercer rasgo definidor de los nuevos partidos: el sentimiento de solidaridad nacional que promueven” (173). En este caso, un sentido de nacionalismo proporciona un punto de apoyo para que un grupo puede mejorar las situaciones de vida. Al mirar la definición literal del nacionalismo, todo lo que necesitas es el orgullo, lealtad y devoción a una estado nación, ¿Por qué no puede alguien que habla un idioma diferente ser una parte de la nación?

Identidad
Estaba ayudando a mi mamá a completar el Censo de 2010 cuando descubrí que estaba teniendo una crisis de identidad a la edad de 17. La pregunta que me estaba inquietando este punto fue la pregunta de la raza y la etnicidad. Bajo la opción de etnicidad, mi madre y yo teníamos la opción de elegir Hispano/Mexicano Americano/Latino, etcétera, pero bajo raza, no había opción que vi apta de lo que me consideraba. ¿Era blanca? Me miro físicamente, y supongo que ya que mi padre se considera blanco, yo podría serlo también, pero ¿qué significa eso?

La pregunta de identidad empieza con la definición de identidad. En acuerdo con Merriam-Webster, la definición con las cualidades, creencias, etcétera, que hacen que una persona o un grupo sea diferente de los demás. Cuando somos jóvenes, se nos dice quien, o más bien, lo que somos. Estamos apodados por el color de nuestra piel y colocados en cajas premeditadas. “La gente está socialmente identificadas cuando ellas u otros interpretan los signos que los identifican”4 (Wortham, Mortimer and Allard 390). Como me veo blanca, soy blanca.Pero ¿qué pasa con el hecho de que mi madre, que nació en los Estados Unidos, es mexicana porque sus padres son de México? Creo que eso me hace mexicana-americana, ¿Pero puedo decir que soy estadounidense? Mi mundo cambió cuando aprendí que la igualdad no era lo mismo para las personas de diferentes razas como yo, pero yo estaba aún más sorprendida de que la raza era algo que te dijera lo que eras. Fue entonces cuando descubrí que nos moldeamos para pensar de cierta manera desde el principio a través de lo que experimentamos y a través del sistema educativo.

Creación de identidad y nacionalismo
El sistema educativo incluye la manera en la que aprendemos la historia y el mundo. Leemos libros específicos que nos son proporcionados y vemos ciertas películas que cubren los temas que nuestros maestros quieren que sepamos, pero esto puede dar una visión sesgada del mundo. En La Ciudad Letrada, escrito por Ángel Rama, él habla sobre el poder que los burócratas, que en la historia fueron aquellos con la palabra escrita, poseen. “La escritura poseía rigidez y permanencia, un modo autónomo que remedaba la eternidad,” Rama dijo. Esta permanencia dio más poder, y aquellos en el poder controlan la forma en que la información fue escrita y distribuida. Podemos ver eso en el Departamento de Educación de los Estados Unidos. Los políticos crean planes y normas para regir lo que se enseña en las escuelas, pero no son maestros, por lo que, a pesar de que suena bien en el papel, quizás no puede funcionar tan bien en la acción. Sin embargo, las escuelas tienen que escuchar y hacer lo que les dicen para su financiación y para continuar funcionando. Confiamos en la palabra escrita (en su mayoría), y por lo tanto creemos lo que el sistema educativo nos dice.

Hay una forma más fuerte de controlar la cosmovisión más que con el sistema de educación, sin embargo, y esta es la experiencia personal. Aunque Sor Juana Inés de la Cruz entendió la importancia de los libros y el poder que aportan, también entendió que las experiencias y el conocimiento del mundo son importantes también. Cuando le quitaron sus libros y le dijeron que ella ya no podía leer, “estudiaba en toda las cosas que Dios crio, sirviéndome ellas de letras, y de libro toda esta maquina universal.” Ella aprendió del mundo en vez de tener toda su confianza en los libros.

Miedo de algo diferente
La falta de comunicación y las ideas erróneas entre los grupos pueden afectar la forma en que interactúan. Lloyd Kramer, autor del reciente libro El nacionalismo en Europa y América, dijo que el nacionalismo puede construir una esperanza para el futuro, pero también puede alentar el miedo de diferentes razas y religiones (Weeks).La película Freedom Writers—basada en el libro The Freedom Writers Diary, un cuento no ficticio de los estudiantes que vivieron en Long Beach, California en los años 90 mientras que estaban tratando de la violencia de motivación racial, enseña los problemas de una falta de comunicación. “Es todo sobre el color. Se trata de personas que deciden lo que te mereces, sobre la gente que desea lo que no se merecen,”5 dice Eva, una niña hispana en la película que ha sufrido la violencia racial toda su vida. Una cita de Eva destaca los problemas para intentar definir la identidad basada en el color de la piel o la apariencia física. Eva continúa diciendo que ella odia a toda la gente blanca a causa de lo que ha visto a los policías blancos hacer a sus amigos y familia. Erin Gruwell, el profesor de Inglés que inspiró a la clase a mirar fuera de sus diferencias raciales, desafía las percepciones de Eva—y las del resto de las clases—. Ella les obliga a mirar fuera de los estereotipos raciales entre sus compañeros de clase. Cuando los estudiantes reconocen que tienen más en común de lo que habían pensado, la clase se propone mejorar su comunidad y trabajar juntos.

El miedo a lo desconocido y el miedo de las diferencias impide a las personas la unidad y la igualdad. El concepto de un extraño que llega al país a decir que la gente de un país en particular que estaban haciendo todo mal no sería tolerada en América en este siglo. El problema es que esto es aceptable en algunos países, incluso ahora, a pesar de que esto ocurrió con más frecuencia en el pasado.

En su obra Facundo: civilización y barbarie, Domingo F. Sarmiento creyó que el sistema colonial era bárbaro y que los caudillos eran bárbaros. Su idea de una identidad nacional se basó en educación y la educación se asocia con la civilización y la civilización con ideales europeas. Rechazó todos los ideales políticos y culturales hispanos porque eran ideales sin educación-a su parecer. Él era un apasionado de la civilización de su nación y de deshacerse de los ideales nacionalistas bárbaros que salían de su propia nación. Los fuertes ideales de Sarmiento crean un falso sentido de nacionalismo porque no venía de su propio país. Venía de las ideas europeas que habían empapado el país cuando los primeros exploradores llegaron y comenzaron a destruir la cultura original que había estado allí.

A veces, los letrados podrían tener la idea correcta, pero todavía creen en un sentido diferente del nacionalismo por la forma en la cual se ha presentado en la historia. Me parece que esto es preocupante porque muestra cómo tanta gente puede caer en la trampa de una identidad nacionalista que viene de un país diferente. Juan Bautista Alberdi fue un Argentino que cambió la situación política de su país, pero escribió obras nacionalistas sobre la base de las ideas europeas. “Todo en la civilización de nuestro suelo es europeo; la América misma es un descubrimiento Europeo” (131). Él trabaja para unir a su pueblo diciéndoles que todos son europeos en vez de Argentinos. Se esfuerza por mejorar a su pueblo y para unirlos, pero se conecta con una identidad nacional europea falsa. Alberdi cree que la gente indígena no pertenece al sistema porque no siguen las normas europeas. Ellos no tenían sentido. Al tener estas ideas de su propio pueblo y teniendo tal influencia en su pueblo, el país se unía en sus ideas. Por seguir ciegamente al líder, un grupo se olvida de pensar por sí mismo y basa su identidad en las ideas de otra persona.

Unidos bajo un nombre
Para Bello, la importancia de las costumbres y carácter nacional para construir la nueva institucionalidad es que tienes que tener una identidad nacional que viene de una sola cosmología. No puedes tener dos culturas diferentes y una cosmología. Pero para unificarse con una cosmología se necesita generaciones para cambiar la identidad. Se necesita un cambio en la mentalidad y se necesita usar la educación para implementar estas ideas. Bello piensa que hay que observar, analizar, y encontrar un problema exacto que se necesite arreglar para que pueda dirigirse la solución de la manera correcta. Bello hace hincapié en la falta de experiencia del Cono Sur. Él no cree que las gentes sean bárbaras que necesitan ser eliminadas. Piensa que con la educación y el tiempo, el país será un lugar civilizado.

En su ensayo Nuestra América Martí escribe sobre la identidad nacional cubana y como el país define su gente. “No hay odio de razas, porque no hay razas” (176). Esta idea explica que todas las personas son consideradas cubanas. Hice una entrevista una vez a una señora de Jamaica, quien me dijo que ella no entendía la idea de razas, porque en Jamaica, toda la nación era simplemente jamaicana. No había otra manera de etiquetarlo. Ella no era la India como su padre o africano como su madre, ella era jamaicana. Martí dice, “el deber urgente de nuestra América es enseñarse como es, una en alma e intento, vencedora veloz de un pasado sofocante, manchada sólo con sangre de abono que arranca a las manos la pelea con las ruinas, y la de las venas que nos dejaron picadas nuestros dueños” (175). El sueño de la gente tiene que estar unido. El nacionalismo es para estar orgullosos de todos en el país y apreciar todo lo que forma el país.

Conclusión
Las culturas han estado entrelazadas durante cientos de años, y las nuevas tradiciones han surgido, pero todas estas culturas pueden ser parte de una identidad nacional. Porque la idea del nacionalismo se construye socialmente para convertirse en una norma, los letrados fueron capaces de determinar qué sería aceptado en un país determinado. Estos falsos conceptos establecen el estándar para el nacionalismo estricto que todavía existe en muchos lugares hoy en día, los Estados Unidos no está exento de esto.

¿Cómo podemos cambiar la forma de ver el nacionalismo? Realmente no puedo decir para los Estados Unidos u otros países. Pero tengo unas ideas. Aquí en los Estados Unidos, nos sentimos orgullosos de haber sido fundados por una nación de inmigrantes, pero con el tiempo que ha pasado, el miedo al cambio y la diversidad se ha puesto al mando. Podemos mirar a nuestro país a través de los ojos históricos y ver cómo la diversidad ha tenido un papel en la creación de nuestra nación origen. Podemos aceptar el hecho de que todos los estadounidenses no parecen iguales, hablan el mismo idioma o creen las mismas cosas. Podemos estar orgullosos de la diversidad y creer que eso hace grande a los Estados Unidos. La solidaridad puede existir incluso con la diversidad dentro de un grupo. Eso es lo que necesitamos celebrar.

———

1 “América la Bella” — una canción patriótica en América

2 “multiculturalism doesn’t work, you have to assimilate”

3 “but for the sake of the argument, the terms ‘nationalism’ and ‘patriotism’ are pretty much interchangeable”

4 “People are socially identified when they or others interpret signs that identify them.”

5 It’s all about color. It’s about people deciding what you deserve, about people wanting what they don’t deserve.

 

BIBLIOGRAFÍA

Alberdi, Juan Bautista. Bases y Puntos de Partida Para la Organización Política de la Republica Argentina. Buenos Aires: Ediciones Estrada. (1943) :130-137.

Bello, Andrés. “Las Republicas Hispanoamericanas.” Antología general. Caracas: Ediciones Edime. (1981) :112-113.

Freedom Writers. Dir. Richard LaGravenese. Paramount Pictures, 2007. DVD.

Martí, José. “Nuestra América.” Cuadernos de Cultura Latinoamerica 7. México: Universidad Nacional Autónoma de México. (1978) : 168-176.

Rama, Ángel. “La Ciudad Revolucionada.” La Ciudad Letrada. Chile: Tajamar Editores Ltda. (2004) : 159-195.

Sacks, Ethan. “Coca Cola’s ‘America the Beautiful’ Super Bowl commercial angers conservative pundits.” NY Daily News. 3 Feb. 2014. Web.

Sarmiento, Domingo F. “Facundo. Civilización y Barbarie.” Vida de Juan Facundo Quiroga. Mexico: Editorial Porrúa. (1985) : 116-129.

Weeks, Linton. “America’s Love Affair with Nationalism.” NPR. 28 Sept. 2011. Web.

Wortham, Stanton, Katherine Mortimer, and Elaine Allard. “Mexicans as Model Minorities in the New Latino Diaspora.” Anthropology and Education Quarterly 40.4 (2009): 388-404.